Connect with us
Viernes 28 de Enero de 2022
Dolar: $799,15
Valor UF: $31.188,59
Euro: $890,81

Diálogo Sur | Noticias & Opinión

LA VOLUNTAD DEL JOVEN CHILENO EN TORRES DEL PAINE

LA VOLUNTAD DEL JOVEN CHILENO EN TORRES DEL PAINE

Punta Arenas. 3 marzo 2012. Quizás muchos recuerden que tras los primeros días del terremoto del 27 de febrero de 2010 la gente necesitaba ayuda y los primeros en llegar fueron organizaciones juveniles. Precisamente eso fue lo que ocurrió con el incendio en el Parque Nacional Torres del Paine, donde 10 mil jóvenes se inscribieron en dos días, porque las voluntades jóvenes no se hacen esperar.

Hace 15 días tuve el honor de recibir en el aeropuerto Carlos Ibáñez del Campo de Punta Arenas a 140 jóvenes llenos de energía y que tímidamente se relacionaban entre ellos y se iban despidiendo de la conexión del teléfono móvil, del Internet, del pavimento y se iban adentrando a un espacio único en el mundo, requerido por adultos y jóvenes turistas, y orgullo de los magallánicos, pero que clamaba ayuda tras el incendio iniciado a fines del año pasado.

No es fácil interrumpir las vacaciones, el tiempo con la familia, los amigos, sobretodo al quedar muy poco para volver al trabajo, a estudiar, y muchas veces lejos del hogar, pero algo tenemos los jóvenes que nos llama a ayudar y ponernos la camiseta cuando es necesario, sobretodo cuando en estos espacios se comparte con un paisaje majestuoso, nuevas amistades, y una ardua tarea asumida con entusiasmo.

Este grupo de comprometidos jóvenes mejoró más de 20 kilómetros de senderos, reparó pasillos y pasarelas y repuso la señalética del parque. Un turista que pase por estas siete horas de trayecto desolador tras el incendio, podrá percibir aquella energía impresa en los trabajos que más allá de los logros, son el fruto de lo mejor de la juventud: alegría, esperanza, trabajo en equipo, esfuerzo físico y mental, disciplina y amor por la tierra.

Cada noche en el campamento, a pesar del cansancio y la penumbra, se generó una dinámica energizante de entusiasmo y música inalámbrica. Al día siguiente, había que levantarse temprano para llegar al lugar hasta donde se avanzó, pero nada importaba, sólo la naturaleza y los nuevos amigos, el equipo. Cada sacrificio le dio mayor valor a los logros.

Vivir esta experiencia de convivencia y objetivos en común, la dependencia mutua, y la sonrisa compartida afianzó los lazos. Llegó el momento de la despedida y hoy quiero agradecerle a este grupo de héroes por su fuerza, su tiempo, su responsable entrega, por el espíritu dejado en los trabajos de los cuales esta tierra le estará agradecida.

Tengan en Magallanes una nueva casa y un nuevo amigo para visitar, y como institución seguiremos trabajando sobre vuestro legado.

Gabriel Vega Gutiérrez, Director regional INJUV

Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top