Connect with us
Lunes 28 de Septiembre de 2020
Dolar: $787,13
Valor UF: $28.705,94
Euro: $915,68

INACH: Hace 65 millones de años “La Antártica estuvo cubierta por un bosque de araucarias, lengas y helechos”

INACH: Hace 65 millones de años “La Antártica estuvo cubierta por un bosque de araucarias, lengas y helechos”

Punta Arenas. 2 enero 2019. Araucarias, mañíos, lengas, plantas con flores y muchos helechos. Así era la Antártica hace 65 millones de años. "Era como un bosque valdiviano del sur de Chile", dice la doctora Cristine Trevisan, paleobotánica del Instituto Antártico Chileno (Inach) sobre la apariencia del continente blanco hace millones de años atrás.
 
El frío y el hielo no eran parte del paisaje. "Era un lugar cálido y húmedo. Según algunos estudios, tenía de 5 a 10 grados más de la temperatura actual y eso permitía que se desarrollara la vegetación", agrega Trevisan.
 
Para llegar a estas conclusiones, diversos estudios del Inach han descubierto fósiles de troncos, hojas y hasta semillas que poblaron esta zona austral.
 
Así se ha podido saber que las hojas de nothofagus (género de 43 especies de árboles y arbustos nativos de América del Sur y Australasia, como la lenga) que crecían en el pasado eran mucho más grandes que las que en la actualidad habitan, por ejemplo, en Punta Arenas. "Hoy las hojas de los nothofagus no crecen más de dos centímetros, porque Punta Arenas es muy frío y seco. Pero hace 65 millones de años, incluso más al sur, en la Antártica, estás hojas llegaban a los 10 centímetros. Los bosques de la Antártica eran muy ricos".
 
Un mapa distinto
 
Las investigaciones del Inach se han centrado en el período final del Cretácico, es decir, entre 80 y 65 millones de años atrás. En esa época, el mapa del mundo no era como se conoce hoy, y los continentes tenían una configuración distinta.
 
"La Antártica estaba conectada con Australia, Nueva Zelandia y América del Sur, por eso la vegetación era muy similar a la que existe hoy en esa zona", explica Trevisan.
 
Y agrega: "Muchas de las plantas que conocemos hoy en Nueva Zelandia, en Australia, incluso en el sur de Brasil, pueden haber surgido en la Antártica. Y como estaba en el centro de los otros continentes, era un pasaje muy importante de estas plantas hacia el sur del mundo".
 
Trevisan ha centrado su investigación de doctorado en los helechos. "Hemos encontrado muchos, ¡muchos!, fósiles de helechos. Y en la isla Livinsgton (Antártica) encontramos un helecho que hoy solo existe en Juan Fernández. Este es un helecho arborescente, que tiene una estructura reproductiva distinta: todos los helechos tienen la estructura reproductiva detrás de las hojas, pero este no. Este tiene como un racimo de uvas, lo que lo hace muy distinto".
 
Este hallazgo les ha permitido entender cómo era el ambiente donde vivía ese helecho durante el final del Cretácico. "Con estas comparaciones podemos tratar de entender el pasado".
 
Durante el Cretácico también surgieron las plantas con flores. "Antes era una vegetación totalmente dominada por pinedos y helechos. Pero cuando surgen las plantas con flores empiezan a dominar el ambiente. Y ahí empieza a verse el bosque valdiviano".
 
Además de la evolución, el cambio del clima también fue clave para el desarrollo de un bosque en la Antártica. "Teníamos una concentración de CO {-2} de 2000 ppm, eso ayudaba mucho a las plantas. Hoy, en cambio, tenemos una concentración de unos 400 ppm".
 
En estos bosques con biodiversidad de plantas -algunas de las cuales crecieron y se extinguieron en este período- vivían hadrosaurios, saurópodos, entre otros dinosaurios. Además, en sus aguas convivían reptiles e invertebrados marinos, tortugas y otras especies similares a los delfines actuales.
 
Chile es como el Disney de los paleontólogos. Es mucho material el que hay acá. Este lugar (extremo sur de Chile y Antártica) para un paleontólogo es la felicidad".
 
Fuente: Cristine Trevisan Paleobotánica Inach.
Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top