Connect with us
Domingo 27 de Septiembre de 2020
Dolar: $787,13
Valor UF: $28.704,98
Euro: $916,18

Gobierno sondea cambio de Intendente en Magallanes: ¿Otro error no forzado de Piñera?

Opinión

Gobierno sondea cambio de Intendente en Magallanes: ¿Otro error no forzado de Piñera?

Gobierno sondea cambio de Intendente en Magallanes: ¿Otro error no forzado de Piñera?

Punta Arenas. 20 mayo 2020. (Por Gonzalo Espina). Justo cuando Punta Arenas vivía su última semana de cuarentena y sus habitantes mostraban claros signos de cansancio por las cinco semanas que debieron pasar encerrados con sus familias para evitar contagiarse del covid-19, visitó la región el Encargado de Regiones del Ministerio del Interior, Baldo Violic, militante de Renovación Nacional. Aunque evitó informar su lugar de alojamiento, en días en que hoteles y residenciales tienen prohibido prestar servicios, finalmente se supo de pernoctó en la casa de un amigo cercano, el Alcalde Punta Arenas, Claudio Radonich.

El objetivo de la visita fue sondear “candidatos” para reemplazar a la primera autoridad regional, sin que para nadie esté muy claro cuales son las razones objetivas sobre la evaluación de la gestión administrativa y política de Fernández que pudieran justificar su alejamiento. El “Puchi” Fernández, a diferencia de su antecesora, ha demostrado cumplir con sus funciones con buen criterio, sin afanes personalistas (no le interesa ningún cargo de elección popular), gestionando regionalmente el levantamiento social de octubre y la pandemia de marzo con destreza, o, al menos, con la destreza que ambas hecatombes le pueden permitir a cualquier autoridad.

Tal vez, su mayor logro es haber coaptado a la oposición regional cuyas principales figuras no han levantado ninguna crítica importante en su contra. De hecho, los parlamentarios magallánicos, tampoco han sido especialmente críticos de la gestión del intendente a pesar de que, salvo Sandra Amar (UDI), son todos de oposición al gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

Fuego amigo

Con su estilo hiper mediático (mucho ruido, pocas nueces) la gran piedra en el zapato que hoy tiene la Alianza por Chile en Magallanes, es la ambición política del Alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich, quien no ha escatimado esfuerzos por “poner” a gente de su confianza en la “Moneda Chica” de Magallanes. En primer término, el arquitecto Christian Matheson, quien a pesar de su excelente gestión al frente de la Intendencia, al poco tiempo de haber asumido y al caer en desgracia frente al edil, fue destituido, entre gallos y media noche haciendo recordar la pésima gestión política del primer gobierno de Piñera en Magallanes. Radonich logró que el sillón de la Moneda Chica fuera ocupado por una mujer de su confianza, María Teresa Castañón, quien no logró afiatarse con los equipos técnicos ni con los detractores de Radonich al interior del Gobierno Regional, lo que obligó a su reemplazo por José “Puchi” Fernández, un ingeniero forestal de derecha, de familia magallánica, ex Director Regional de Conaf (en el primer gobierno de Piñera), ampliamente reconocido como una persona seria y proba, quien ha mantenido un ambiente de trabajo y diálogo lo suficientemente estable como para avanzar en la agenda del gobierno la que, como es de público conocimiento, debió ser actualizada a los apurones (como siempre en política) por el levantamiento social y por el virus provenientes de Wuhan, China.

Cambiar a José Fernández por una persona de la confianza de Radonich para que éste pueda utilizar los programas y proyectos del Estado para hacer su campaña electoral al Senado sería, en mi opinión, un error político garrafal de la administración Piñera por varias razones. Primero porque no se justifica desde el punto de vista de la gestión de Fernández. Segundo porque implicaría tener a un cuarto Intendente en Magallanes lo que generaría una pésima señal política en la zona que padeció la Crisis del Gas (2011) y continuos cambios de Intendentes en el primer gobierno constituyendo los dos grandes errores de la primera administración. Y, tercero, porque le daría vida a la actual oposición regional quienes, salvo el diputado Gabriel Boric, no cuentan con figuras, ni mucho menos con un análisis-discurso-propuestas sobre los temas que importan en la región que conciten adhesión ciudadana.

La mejor forma que una autoridad-candidato como Radonich haga campaña es, sin dudas, realizar una excelente gestión municipal. Los levantamientos sociales de octubre y la pandemia son oportunidades “caídas del cielo” para mostrar capacidad de gestión y liderazgo. Es cosa que ver lo que ha sucedido con la adhesión a Piñera, aún escuálida pero a años luz de hace pocos meses atrás. Es, si me permiten el ejemplo, lo que le sucedió al Presidente Piñera en su primera administración cuando 33 mineros quedaron atrapados en la Mina San José. Luego de liderar el operativo para sacar a los trabajadores desde 700 metros de profundidad, las encuestan marcaron una adhesión hacia el mandatario como nunca antes, ni después, logró alcanzar. Moraleja: Demuestre capacidad y la gente lo va a seguir.

Muy por el contrario, Radonich ha tenido una gestión municipal desastrosa. Como ejemplo un botón: Cuando llegó a la Alcadía la Cormupa tenía un déficit de 7 mil millones de pesos, hoy, la institución a cargo de la salud primaria y de la educación de la clase media y desposeídos de Punta Arenas es un barril sin fondo con cuentas en rojo por 13 mil millones de pesos y donde se dan el “lujo” de subirse los sueldo algunos amigos del Alcalde. El estado de las calles, las veredas, los perros vagos, los animales sueltos en la vía pública, las carreras clandestinas sin solución, los problemas con el Plano Regulador, entre otros, constituyen tópicos en los que el edil perdió su oportunidad de mostrarse como gestor y líder. Cambiar al Intendente no cambiará su destino electoral.

 

 

Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top