Connect with us
Domingo 26 de Junio de 2022
Dolar: $898,80
Valor UF: $33.034,25
Euro: $945,21

Diálogo Sur | Noticias & Opinión

El ‘fantasma’ de Dominga se cruza en la renuncia de Badenier al gabinete

El ‘fantasma’ de Dominga se cruza en la renuncia de Badenier al gabinete

Santiago. 21 marzo 2017.  A mano alzada, con tarjetones, los delegados de la Junta Nacional de la Democracia Cristiana proclamaron el sábado 11 de marzo a Carolina Goic como su candidata presidencial.
 
El júbilo de los militantes, tras ungir por unanimidad a la senadora como su abanderada para llegar a La Moneda, contrastaba con las escenas de alta tensión vividas 48 horas antes.
 
La madrugada del 9 de marzo, la oficina del Seremi de Medio Ambiente de la Cuarta Región, Eduardo Fuentealba (DC), fue atacada con bombas molotov, horas antes de que el funcionario votara –con condiciones- a favor del proyecto minero portuario Dominga en la Comisión Regional de Evaluación Ambiental de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA). Pese a su voto favorable, el proyecto fue finalmente fue rechazado con la intervención clave del intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez. 
 
La caída de la iniciativa, dicen en la DC, generó profunda molestia en el entonces ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier (DC).
 
Ello, dicen quienes lo conocen, habría sido el detonante clave de su salida del gabinete, este lunes, más que su decisión de reforzar la candidatura de Goic. 
 
Con Badenier, ya son dos los ministros que abandonan al gobierno de Michelle Bachelet para reforzar candidaturas presidenciales: el año pasado fue Máximo Pacheco, quien dejó Energía para reforzar la campaña de Ricardo Lagos, y este lunes fue Badenier, quien optó por desechar el año que le quedaba de cargo por una apuesta que puede tener fecha de término el 2 de julio, con las primarias oficialistas. 
 
Medio Ambiente apoyó a Dominga
 
Fue la propia Presidenta quien se preocupó, minutos después de anunciar la salida de Badenier, de descartar que la salida de su titular de Medio Ambiente tenía relación con el traspié del proyecto Dominga. 
 
Su desembarco, agregó Bachelet, se debió a que su partido -la DC- lo necesitaba para potenciar la campaña de Goic. Y que así se lo habría hecho saber hace una semana. “La semana pasada Pablo Badenier habló conmigo para decirme que la presidenta de su partido le había pedido que él lleve adelante una responsabilidad en función de lo que el partido tiene planteado como desafío antes de la primaria”, dijo. 
 
Respecto de cuándo se instaló el nombre de Badenier como encargado territorial de Goic -función que el ex ministro ejerció en el comando de Bachelet-, hay versiones encontradas. 
 
Por un lado se sostiene que fue contactado para encabezar la campaña presidencial de la DC inmediatamente después de la proclamación de Goic, el 11 de marzo. Pero otras fuentes de la colectividad dicen que su incorporación quedó sellada sólo entre el viernes y el sábado recién pasados. 
 
Su nombre no era el único que evaluaba la senadora por Magallanes, pero el contexto –dicen fuentes partidarias- ayudó a acelerar la decisión de Badenier, cuyo origen en la interna falangista se asocia al ala ‘chascona’.
 
Cercanos a Badenier que pidieron mantener su nombre en reserva aseguran que la polémica generada por el rechazo a Dominga incidió con fuerza en su dimisión. Esto, porque el ahora ex ministro (tal como, por ejemplo, el titular de Hacienda Rodrigo Valdés) veía con buenos ojos el proyecto y porque su cartera cumplió con su mandato, al exigir mejoras medioambientales a la iniciativa. 
 
De hecho, tras reservas iniciales en el proceso de Evaluación Ambiental, el Secretario Regional Ministerial (SEREMI) de Medio Ambiente de Coquimbo -el representante del ministro en la zona- aprobó el informe final del proyecto y fue uno de los votos favorables en la reunión clave que derivó en el rechazo final. 
 
Mientras fuentes de la DC aseguran bajo cuerdas que la salida de Bastenier se explica por su molestia por el rechazo a Dominga, desde la oposición no dudan en asegurarlo a viva voz: “La vinculación de la salida del ministro con un coletazo del proyecto Dominga es evidente, incluso la propia Presidenta habló del tema Dominga en el cambio de gabinete, lo vinculó absolutamente”, dice el profesor de la Escuela de Gobierno de la UDD Gonzalo Müller.
 
El analista agrega que “independiente de cuál sea el destino final del ex ministro, que puede ser la campaña de Goic, que en su salida pesó su rol en la tramitación del proyecto Dominga a estas alturas es un hecho indesmentible”.
 
En la DC aseguran que Badenier respaldaba el proyecto Dominga y que se sintió pasado a llevar por el equipo político de La Moneda en la tramitación ambiental de la iniciativa. Tras el rechazo al proyecto minero el vicepresidente de la falange, Matías Walker, incluso acusó presiones de Interior y del senador Guido Girardi (PPD) para frenar el proyecto. 
 
Fuentes del oficialismo agregan que la molestia de Badenier era compartida por otros miembros de gabinete. Y que si bien salió por razones familiares, en la renuncia del ex titular de Transportes Andrés Gómez-Lobo también es posible encontrar discrepancias por la postura política de La Moneda desfavorable a Dominga. 
 
Del comando de Bachelet al equipo de Goic
 
Hay quienes aseguran que la oferta de Goic para sumarlo a su equipo le cayó como ‘anillo al dedo’ a Badenier. Con vínculos transversales en la DC, hoy cercano al senador Ignacio Walker, fue jefe territorial del comando de la entonces candidata Michelle Bachelet en la campaña presidencial de 2013, donde fue uno de los pocos democratacristianos en primera fila.
 
En la falange resaltan su capacidad operativa y llegada con los distintos lotes internos del partido. Su hermano, Osvaldo Badenier, integra la directiva de Goic como vicepresidente, mientras que el ex ministro encabezó la JDC entre el 2000 y 2003.
 
Con experiencia en el Gobierno, en el mandato de Ricardo Lagos Escobar fue director regional de la Conama, y ya al interior del comando bacheletista mantuvo buena relación con Rodrigo Peñailillo, hombre clave de la estructura en esa época, a quien conocía de antes.
 
Si bien en la DC coinciden en que puede aportar con ese currículum, se reconoce como debilidad su falta de conocimiento en la opinión pública. De hecho, en la última encuesta Adimark apareció con un 32% de reconocimiento.
 
Fuente: T13.
Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top