Connect with us
Domingo 16 de Enero de 2022
Dolar: $821,87
Valor UF: $31.092,54
Euro: $942,08

Diálogo Sur | Noticias & Opinión

DIRIGENTE VETA A ÚLTIMA HORA GESTIÓN PARLAMENTARIA EN AYSÉN

DIRIGENTE VETA A ÚLTIMA HORA GESTIÓN PARLAMENTARIA EN AYSÉN

Coyhaique. 3 marzo 2012. “Sería un error garrafal que por cuestiones menores no se estableciera el diálogo”, se lamentaba ayer el senador Patricio Walker (DC), poco después de las 19.30 horas.

A esas alturas de la tarde, se confirmaba que los dirigentes del Movimiento por Aysén, liderados por los representantes de los camioneros, habían echado por tierra las gestiones que durante toda la jornada realizaron los parlamentarios de la zona para promover el restablecimiento del diálogo entre el gobierno y los dirigentes ayseninos con miras a solucionar el conflicto.

Representantes del gremio de los camioneros habían desestimado el trabajo de los legisladores, a quienes desconocieron como “voceros” del movimiento, e insistieron en mantener el bloqueo de las rutas para camiones y buses, autorizando sólo el tránsito de automóviles particulares.

Así, los camioneros mantuvieron su rechazo a la condición impuesta por el gobierno de normalizar el orden público en Aysén para reiniciar, a primera hora de hoy, las negociaciones.

Durante todo el día, Wal-ker y los diputados David Sandoval (UDI) y René Alinco (independiente) desplegaron gestiones para acercar posiciones entre ambos sectores. Sus tratativas incluyeron una reunión con los ministros del comité político de La Moneda y, más tarde, con el propio Presidente Sebastián Piñera.

Tras las citas, los parlamentarios habían anunciado que “había luz verde” por parte de los dirigentes sociales y del gobierno para retomar las conversaciones.

El quiebre

Mientras visitaban La Moneda, tanto Walker como el resto de los parlamentarios -Antonio Horvath (RN) se encontraba en Coyhaique reforzando las gestiones- habían mantenido permanentes conversaciones telefónicas con Iván Fuentes, presidente del Movimiento por Aysén, y con Nelson Ramírez, líder de los camioneros, el sector más duro de acuerdo con la evaluación del gobierno.

Ambos, según la versión entregada por los parlamentarios al gobierno, habrían dado su compromiso de que se levantaría el bloqueo de las rutas mientras se mantuvieran negociaciones con La Moneda.

Las primeras señales de que las tratativas iban encaminadas fue que los manifestantes desbloquearan el puente Ibáñez y que el subsecretario Claudio Alvarado se reuniera informalmente con los dirigentes en Aysén.

Según participantes de las conversaciones, el acuerdo que se estaba sellando avanzaba en la línea de que los dirigentes se comprometieran a un desbloqueo del flujo vehicular.

Sin embargo, mientras en La Moneda entendieron que esta medida implicaba el levantamiento total de los caminos, los dirigentes ayseninos asumían que se retomarían las conversaciones en la medida de que se permitiera sólo el libre tránsito de vehículos livianos.

Las interpretaciones dejaron en una situación insostenible a los parlamentarios de la zona, que apenas abandonaron el despacho presidencial comenzaron a recibir llamados de indignados dirigentes que pedían a los legisladores aclarar los términos de la tregua.

Para La Moneda, aceptar las condiciones de los dirigentes era inviable, toda vez que en la víspera el gobierno había fijado la doctrina para enfrentar el conflicto.

En medio de las tensiones -que eran lideradas por Ramírez-, los líderes del Movimiento Social por Aysén decidieron desconocer las tratativas e intensificar las movilizaciones.

El líder de los dirigentes camioneros aseguró que los parlamentarios que hablaron en La Moneda “no entendieron bien el mensaje”, ya que ellos no estaban dispuestos a terminar completamente con el corte de las rutas, y no permitirían transitar a vehículos de carga.

La réplica de los parlamentarios no se hizo esperar. Apenas se supo de los movimientos en Aysén, Walker y los diputados retornaron a La Moneda, donde reafirmaron que el vocero Iván Fuentes había manifestado su respaldo a las gestiones realizadas por ellos ante el Presidente.

“Hemos cumplido cabalmente el mandato de los dirigentes”, dijo Sandoval.

“Yo quiero agradecer a Iván Fuentes que reconoció que, efectivamente, cumplimos en un 100% a cabalidad la misión y el mandato que recibimos del movimiento por Aysén”, mani- festó, en tanto, Walker, lamentando que “ad portas de lograr un acuerdo” se produjera el impasse.

Aunque en La Moneda se lamentó el nuevo quiebre, se estima que lo ocurrido valida la tesis de que existe intransigencia entre los dirigentes para buscar una solución.

Fuente: La Tercera

Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top