Connect with us
Domingo 25 de Julio de 2021
Dolar: $764,00
Valor UF: $29.751,88
Euro: $897,81

Diálogo Sur | Noticias & Opinión

Dieciocho candidatos y mucha incertidumbre: Lo que hay que saber de las elecciones de Perú

Noticias

Dieciocho candidatos y mucha incertidumbre: Lo que hay que saber de las elecciones de Perú

Dieciocho candidatos y mucha incertidumbre: Lo que hay que saber de las elecciones de Perú

Perú. 30 marzo 2021. A ojos extranjeros, la política peruana puede ser francamente todo un enredo.

El ambiente en el país vecino desde hace mucho tiempo que está convulsionado, con destituciones de presidentes, ex mandatarios procesados y un Congreso sumamente fragmentado.

Si a eso le sumamos una pandemia que ha dejado miles de muertos en la nación, el momento puede ser bastante complicado.

Complicado también puede ser para los que no son peruanos entender el escenario político actual, ad portas de la elección presidencial del 11 de abril.

La fecha fue impuesta en julio del año pasado por el ex Presidente Martín Vizcarra, destituido por el Congreso cuatro meses después por supuestos casos de corrupción mientras fue gobernador de la provincia de Moquegua (2011-2014), siguiendo la misma suerte de su antecesor, Pedro Pablo Kuczynski.

El caos político es evidente y queda reflejado en el número de candidatos que aspiran con suceder a Francisco Sagasti en el Palacio Pizarro: dieciocho personas conforman este particular grupo de postulantes, entre caras nuevas que buscan “refrescar” la política y se ensalzan con un discurso “outsider” y anticorrupción, y aquellos que ya conocen de este tipo de procesos, como la líder opositora Keiko Fujimori y el ex Presidente Ollanta Humala, ambos con investigaciones judiciales pendientes en el marco del llamado caso Odebrecht.

Así lo explica el periodista Jonathan Castro en el Washington Post: “Resulta envidiable para un peruano tener una idea sobre las tendencias que prevalecerán en el futuro inmediato del país. Así sean malas.

Pero la política peruana es absolutamente personalista, y los caudillos que se erigen no sobreviven ni media temporada.

Vivimos en un bucle de episodios sangrientos de Game of Thrones, pero sin el ingenio político”.

Y ante tamaña cifra de postulantes, el voto también se fragmenta.

Según la última encuesta de Ipsos y el diario El Comercio, quien lidera las preferencias es el ex congresista Yonhy Lescano, con solo el 15%, mientras que el 21% de los encuestados aún no se decide por quién votar.

El escenario, por ahora, es incierto y refleja fielmente la realidad del país vecino, llena de idas y vueltas y administraciones inconclusas. Escenario cambiante El mismo Castro señala en su columna que, el año pasado, todo indicaba que la disputa por la presidencia de Perú estaría entre el economista Julio Guzmán del centrista Partido Morado (el mismo de Francisco Sagasti) y el congresista y militar retirado Daniel Urresti, de Podemos Perú, quien también fue ministro del Interior del Gobierno de Ollanta Humala.

Argumentos había para creer que ambos serían los nombres a vencer en estos comicios. Urresti había sido en 2020 el congresista más votado en todo Perú, con cifras históricas.

Guzmán, por su parte, había ya postulado a la Presidencia en 2016, llegando a estar segundo en las encuestas; sin embargo, el tribunal electoral decidió bajar su candidatura por problemas en su inscripción de parte de su entonces partido, Todos por el Perú.

Pero la crisis política, que empañó a todos los miembros del Congreso, y la pandemia, que cambió las prioridades de la población peruana, incidieron en que estos dos candidatos dejaran de aparecer dentro de las primeras cinco preferencias y hayan sido desplazados por otros que les arrebataron el apoyo.

Así, entre los cambios de presidente, las acusaciones de corrupción y la crisis sanitaria, empezó a crecer el nombre de Yonhy Lescano, cuyo ascenso ha sido bien sorprendente: del 4% que marcaba en las encuestas en diciembre, ahora suma el 15%.

Este abogado de 61 años fue legislador hasta el cierre del Congreso por parte de Martín Vizcarra en 2019 y se ha caracterizado por un discurso populista, marcado por la lucha contra la corrupción y también la “defensa del consumidor”.

Asimismo, menciona al ex Presidente Fernando Belaunde como su ejemplo a seguir. Lescano representa a Acción Popular, uno de los partidos que lideró la destitución de Martín Vizcarra en 2020.

Y si bien se podría pensar que ese episodio pudo haber perjudicado su candidatura, él no tomó protagonismo y continuó con su campaña, que ha acaparado tanto votos de la derecha como que de la izquierda e incluso ha atraído a todo el espectro socioeconómico, con promesas como el control de los precios de medicamentos y la nacionalización de los recursos naturales.

Además de su discurso anticorrupción, se ha manifestado conservador en lo valórico, rechazando de plano el aborto y el matrimonio igualitario. 15%de apoyo en la última encuesta Ipsos-El Comercio suma el candidato Jonhy LescanoPero su carrera política ha tenido contratiempos.

En marzo de 2019, fue acusado de acoso sexual por unos mensajes de grueso calibre enviados a una periodista por WhatsApp.

El entonces legislador aseguró que su teléfono había sido “manipulado” y su defensa argumentó que los pantallazos que se mostraron a través de la prensa en realidad eran un montaje.

Sin embargo, el Congreso lo sancionó con 120 días de suspensión y una sanción económica.

Lescano ha desplazado en las encuestas a George Forsyth, ex arquero de la selección peruana de fútbol y el club Alianza Lima de 38 años que inició su carrera política en 2011, como regidor (concejal) en la municipalidad de La Victoria (provincia de Lima), donde en 2019 fue elegido alcalde por el derechista Somos Perú.

Como edil, tomó notoriedad a nivel nacional liderando operativos policiales que eran cubiertos por los canales de televisión, alcanzando mayor arrastre en el grupo socioeconómico más alto y a su vez en el más popular.

De todos modos, se le critica por no tener una postura política clara sobre algunos puntos clave en pos de no perder votantes.

Forsyth ahora representa a Victoria Nacional, partido que antes se llamaba Restauración Nacional y que cambió su nombre tras la sugerencia del propio candidato presidencial, con la intención de dejar atrás su imagen de colectividad vinculada a los movimientos evangélicos.

Su campaña no ha estado exenta de problemas, ya que en un momento fue excluida por la justicia electoral de Lima por una presunta omisión de la declaración de fortuna del candidato, sentencia que finalmente fue apelada.

Hasta hace unos meses, figuraba primero en las encuestas, llegando a tener un 23% de intención de voto en septiembre.

Sin embargo, el descenso ha sido dramático y justo en marzo fue desplazado al segundo lugar, con el 10% de las preferencias.

Aparte de tener semejanzas en sus programas, los dos candidatos con la mayor preferencia también tienen un vínculo familiar con nuestro país: Forsyth es hijo de la ex Miss Chile María Verónica Sommer, mientras que Lescano está casado con la abogada chilena Patricia Contador, a quien conoció en Santiago mientras cursaba un magíster en Derecho Privado en la Universidad de Chile.

Uno que busca dar el salto y dos mujeres que vuelven a postular Tercero en las encuestas figura el empresario y ex regidor Rafael López Aliaga (60) del partido de extrema derecha Renovación Popular, antes llamado Solidaridad Nacional pero que cambió su nombre para desmarcarse de su antiguo líder Luis Castañeda, el ex alcalde de Lima que está siendo investigado por el caso Odebrecht.

Con esta nueva imagen, la colectividad ha adoptado una ideología más conservadora, sumando a sus filas a pastores evangélicos y miembros de la agrupación católica Sodalicio de Vida Cristiana, que enfrenta varias denuncias de abuso sexual entre sus integrantes.

El ascenso de López Aliaga en las encuestas también ha sido expresivo: en febrero sumaba 3% de las preferencias y un mes después subió a un 8%, a sólo dos puntos porcentuales de George Forsyth.

Su popularidad se centra en los sectores socioeconómicos más altos, donde compite codo a codo con Lescano.

Miembro del Opus Dei, su discurso es bastante conservador y controvertido, al punto de que algunos medios lo han comparado con el estilo del ex Presidente estadounidense Donald Trump.

Ejemplo de ello fue su propuesta de que las niñas y adolescentes embarazadas víctimas de violación puedan quedarse en un “hotel cinco estrellas, con piscina, alimentación”, para después decidir si querían quedarse con la guagua o darla en adopción.

En el cuarto lugar se encuentra Keiko Fujimori, una que ya sabe de carreras presidenciales: postuló en 2011 y 2016, siendo derrotada en ambas ocasiones en segunda vuelta por un estrechísimo margen.

Ahora, la situación es distinta, ya que cuenta con el 7% de los apoyos, en una campaña marcada por los procesos judiciales en su contra por el caso Odebrecht.

Eso sin duda que ha debilitado la imagen de la ex congresista de 45 años. Por otro lado, su partido Fuerza Popular también ha perdido peso y ha cedido su lugar a formaciones como Acción Popular y Solidaridad Nacional, que se han desmarcado de los casos de corrupción y de la figura de Alberto Fujimori, aún muy controversial en Perú.

Si bien cuenta con un voto duro, también es la que suma más rechazo: el 62% de los encuestados dice que por ningún motivo votaría por ella.

Tanto Keiko Fujimori como Verónika Mendoza ya han participado en elecciones presidenciales.

Otros que se repiten el plato son el ex Mandatario Ollanta Humala, el abogado Ciro Gálvez y el economista Julio Guzmán, cuya candidatura en 2016 fue bloqueda por la justicia electoral Otra postulante que también sabe de estos procesos es la izquierdista Verónika Mendoza (40), de Juntos por el Perú.

En 2016 quedó en el tercer lugar con el 18,74%, erigiéndose como una nueva opción y luego siendo determinante en la segunda vuelta al darle su apoyo a Pedro Pablo Kuczynski. Ahora, ocupa el quinto lugar en los sondeos con el 6% de las preferencias.

Entre las propuestas de su campaña están la realización de un plebiscito constitucional y una reforma tributaria que contempla un impuesto a las fortunas más altas del país.

De acuerdo con los expertos, entre estos cinco candidatos podrían salir los dos aspirantes que pelearán en la segunda vuelta electoral.

Aún quedan días de campaña y todos saben que el más mínimo movimiento en contra podría ser fatal para sus aspiraciones.

Fuente: Emol.com

Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top