Connect with us
Sábado 18 de Septiembre de 2021
Dolar: $781,85
Valor UF: $30.040,36
Euro: $923,19

Diálogo Sur | Noticias & Opinión

CORRUPCIÓN…la verdadera peste instalada en nuestra patria…


columna

CORRUPCIÓN…la verdadera peste instalada en nuestra patria…

CORRUPCIÓN…la verdadera peste instalada en nuestra patria…

(Por Luis Legaza, Profesor) Ya es demasiado, francamente demasiado. A estas alturas casi ninguna institución en Chile se salva y todas, cual menos, cual más, caen en este cada vez más atractivo “emprendimiento”. Nos estamos cimentando como nación en la trampa, en la “viveza”, en el “avispado”, por cada lado y a diario y por décadas el hacer trampas, aprovecharse de los demás, se ha naturalizado. Por tribunales vemos un desfile de prohombres, honorables, figuras distinguidas, connotados integrantes de nuestra sociedad que sin descaro roban, desfalcan, usan mal los dineros fiscales, casas, vehículos, becas para los hijos y parientes, asesorías para instituciones que son un disfraz barato de los partidos políticos, agrupaciones o simplemente para el propio bolsillo.

Algunos hablan del “estallido delictual” para referirse en forma despectiva e intentar minimizar el clamor popular que salió a las calles precisamente para reclamar, entre muchas cosas, los casos de corrupción que francamente ya me tienen apestado, enojado, furioso en realidad. Se olvidan o se callan sabiendo (lo que es peor), que el “estallido delictual” viene arrastrándose por décadas y que poco a poco fuimos consolidando un nuevo tipo social: “el vivo”, “el avispado”, el que no tiene ya decencia y, a sabiendas (insisto, es lo peor), simplemente ha hecho del engaño, la trampa un estilo de vida y una manera de ascensión social que a nuestros padres y abuelos repudiarían.

Por los medios de comunicación (los que se salvan, obvio, y verdaderamente informan -no los vendidos, que son mayoría-), nos enteramos de un abuso de poder francamente vomitivo, no hay semana en que no salga un caso de corrupción y no es menos casual que preferentemente estos casos siempre estén asociados a la manera de hacer política y al manejo y control (a estas alturas prácticamente inexistente), de las distintas organizaciones estatales. Todavía ronda el fantasma de Soquimich y vimos cómo (aberrantemente, insisto), la clase política enterita, pero enterita, cerró filas y se protegieron como hijo único. Ni hablar de los altos mandos de las FFAA que a estas alturas han ensuciado a todos quienes visten por vocación verdadera usan uniforme, doy fe de ello en la cantidad de exalumnos, apoderados y parientes que se avergüenzan por lo que está pasando y de lo cual ellos no tienen arte ni parte, y allí están los generales, directores,  sus esposas (hasta las esposas metidas en el asunto), que siguen como si nada amparados y protegidos por un sistema judicial (insisto, otra vez), que pone todo su rigor en el robo de una gallina que en la millonada que nos han robado sin descaro estos cara de palo.

La decencia, la honestidad, el buen vivir, el surgir por tus propios medios y esfuerzo personal, se fueron a la cresta, los ladrones que vienen provocando un “estallido delictual” por décadas y décadas, reciben sanciones que son un chiste y malo y fome y podrido. Pena remitida (o algo así, disculpen amigos abogados), recibe por ejemplo un tipo que en su parcela tenía nada más y nade menos que estatuas robadas, allí en sus jardines ostentosos y con todo el dinero inimaginable, el tipo era un reducidor, compraba cosas robadas y la justicia (¡qué bien calza eso de ciega!), no lo toca ni con el pétalo de una rosa, pero anda tú a atrasarte en una cuota de un hipotecario y te lanzan el ejército de representantes legales para que pagues o, lo peor, pierdas tu vivienda, allí sí que “las instituciones funcionan”.

Lo de las alcaldías de Las Condes y Lo Barnechea (como casi en todo el país), es cosa instalada, es cosa sabida (recuerden Natales, sin ir más lejos) y a la espera de que la justicia haga lo suyo, defendemos a ultranza el principio de inocencia hasta que se pruebe lo contrario, bien, me parece. Pero, cuando se develan robos (no es otra cosa): ¿clases de ética, acuerdos judiciales, tirar unas cuantas monedas?…No hay sanción y la impunidad (hija putativa de la corrupción), se pasea sin control alguno. ¿Dónde están nuestras autoridades, nuestros honorables representantes?…La mayoría de ellos (salvo excepciones), haciéndose los #$%&#, porque cuando alguien te pone en la mesa millonadas para ganar una elección, tarde o temprano te pasan la boleta, por algo han sido tan caras de $#%&? que removieron a un Fiscal Nacional e intervienen Impuestos Internos. Así son, así han sido y la única manera de detenerlos en no votar por ellos. Los que hoy hablan de probidad y mejorar Chile, provienen de los mismos bloques partidistas que se hicieron los huevones cuando la podredumbre también era parte de ellos. ¿Entiende por qué no hay elegirlos nunca más?…Espero que así sea porque no veo otra forma de erradicar este mal que tanto daño nos ha hecho a todos. Como siempre, para todos, un abrazo.

P.D.: menos para los corruptos y todos los que se han callado por años y años…¡Fuera con ellos!

 

 

Continue Reading

Proyecto financiado por el
Fondo de Medios del
Ministerio Secretaría
General de Gobierno

To Top