Connect with us
Miércoles 30 de Septiembre de 2020
Dolar: $782,62
Valor UF: $28.706,89
Euro: $915,68

Contraloría: todos los vertederos municipales de Chiloé están en ilegalidad

Contraloría: todos los vertederos municipales de Chiloé están en ilegalidad

Chiloé. 16 abril 2019.  Emocionados se mostraron vecinos y varias autoridades de la comuna de Chonchi el jueves 11 de abril cuando el Intendente de la Región de Los Lagos anunció, tras una reunión en Castro, el cierre indefinido del Vertedero Industrial de Dicham, todo en medio de manifestantes que cortaron el libre tránsito por la Ruta 5 Sur al ingreso de la ciudad de los tres pisos reclamando eventuales incumplimientos ambientales de ese recinto.
 
Tal y como reportó La Opinión de Chiloé, el conflicto estalló tras un convenio entre la I. Municipalidad de Ancud y el dueño del vertedero chonchino para disponer los residuos domiciliarios comunales en ese lugar, todo tras el inicio del proceso de cierre y sellado del vertedero municipal de Huicha. Un grupo de vecinos de Chonchi se movilizó, mostró su descontento, se tomó el camino, y recibió el apoyo unánime del alcalde, Fernando Oyarzún, así como del concejo pleno; todos se mostraron emocionados por el anuncio de ese jueves, mientras que en Ancud cundió la preocupación por la inminente emergencia sanitaria, ya que cerrado el recinto privado, no había otro lugar donde disponer la basura ya que todas las comunas de Chiloé se negaron. Independiente de los “fines electorales” esgrimidos por el Senador Iván Moreira para explicar el porqué los municipios se niegan a recibir los desechos de Ancud, lo cierto que no hay vertedero al mando de algún consistorio que esté cumpliendo la normativa vigente en su completitud.
 
En tal marco, resultó bien curiosa la bandera de cuidado del medio ambiente de todo el concejo municipal de Chonchi sobre el vertedero privado, a pesar que el sitio de disposición de residuos a cargo del municipio está actualmente en condición de ilegalidad. En particular, ya en 2016 la Contraloría General de la República alertaba la presencia de lixiviados en diferentes sectores o existencia de aves de rapiña que podrían trasladar cargas bacterianas a diversas zonas de la comuna, violando normas descritas en la Resolución Exenta n.°315 de 2010 de la ex Corema. Ello se constató al realizar una visita inspectiva con Natalia Torres Manzo, encargada de Medio Ambiente de la Municipalidad, y con el fiscalizador de la Autoridad Sanitaria, César Bravo Contreras, verificándose además la existencia de una enorme “vista gorda” por parte del ente fiscalizador de la salud en Chiloé toda vez que, a pesar de líquidos percolados a simple vista, durante años no se había fiscalizado aquello.
 
Las autoridades locales han acusado al Vertedero Industrial de Dicham, propiedad de Fernando Patricio Hernández Díaz, de un eventual daño ambiental en el sector, pero y si realmente existe, ¿es culpa de ese vertedero o en realidad es del vertedero Municipal o del vertedero de la empresa Salmones y pesquera Nacional S.A. (ex Unimarc S.A.)? Los tres se encuentran juntos. Dada la condición de ilegalidad del recinto a cargo del municipio, del que se había aprobado un plan de cierre para el año 2012, las dudas son evidentes, más cuando aún sigue funcionando.
 
¿Es Chonchi la única comuna en tal situación? La Opinión de Chiloé accedió a una serie de documentación relativa a las diez comunas de la Provincia constatando interesantes antecedentes, entre ellos instrucciones de sumarios administrativos a la autoridad sanitaria por no fiscalizar, vertederos trabajando en situación de ilegalidad, transgresiones al Código Sanitario y violación de la normativa Medio Ambiental, entre otras materias.
 
Todos en condición de ilegalidad
 
De los nueve sitios de disposición final de residuos sólidos hoy activos, seis de ellos alcanzaron a tramitar resolución sanitaria del entonces Servicio de Salud Llanquihue, Chiloé y Palena (Llanchipal) conforme a la Resolución Exenta n.°2.444 de 1980 del Ministerio de Salud. Las comunas de Castro, Quemchi y Quellón (además del de Ancud que se cerró) no tienen, o sea, funcionan sin autorización alguna.
 
Luego, con la entrada en vigencia del Decreto n.°189 del 18/08/2005 del Ministerio de Salud que aprueba el Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y de Seguridad Básicas en los Rellenos Sanitarios, todos los sitios autorizados a funcionar como vertedero o aquellos que funcionaban sin autorización en Chiloé quedaron en la condición de ilegalidad por no ajustarse a los requerimientos considerados en dicha normativa.
 
Comuna Ubicación Resolución
Ancud Sector Huicha (cierre) No tiene
Castro Sector Punahuel No tiene
Chonchi Sector Rural Dicham n.°644 del 27/04/2004
Curaco de Vélez Sector La Planchada n.°19 del 07/01/2004
Dalcahue Sector Teguel n.°125 del 17/01/1996
Puqueldón Sector Puchilco n.°1558 del 15/11/2003
Queilen Camino a Detico n.°124 del 18/01/1996
Quemchi A 6km del centro No tiene
Quinchao Sector Putique n.°1383 del 24/10/2001
Quellón Sector Yaldad No tiene
 
Si hay dudas sobre la condición de ilegalidad, cabe mencionar que el 7 de diciembre de 2016 la Seremi de Salud de Los Lagos recibió un informe de la Contraloría General de la República donde textualmente le indica aquello. Lo mismo ocurrió para con la Superintendencia de Medio Ambiente regional y la Intendencia el 9 de diciembre de ese año. Todos los alcaldes de las diez comunas de Chiloé también fueron informados.
 
El ente contralor instruyó a fines de 2016 la realización de sumarios para que se busquen eventuales responsabilidades administrativas al interior de la Seremi de Salud de Los Lagos, pero el tiempo pasó, cambió el gobierno, y todo a “fojas cero”.
 
Cristian Araneda González, Jefe de la Oficina Provincial de Chiloé de la Seremi de Salud, fue requerido el 24 de agosto de 2016 por la Contraloría para que explique las razones por las que los diez vertederos funcionaban sin cumplir con lo señalado en el Decreto n.°189 del 18/08/2005 del Minsal, o al menos para que exponga los documentos que autorizarían su funcionamiento con exigencias alternativas para controlar los riesgos sanitarios y ambientales, o al menos para los seis sitios que tenían resolución sanitaria caduca. ¿Respondió Araneda? A diferencia de las explicaciones que podría dar por la prensa sin documentos que lo avalen, en la Contraloría debe demostrar sus dichos, por lo que evidentemente no respondió en los plazos requeridos.
 
Planes de cierre
 
A lo menos desde el año 2009 existen resoluciones de calificación ambiental favorables para una serie de Planes de cierre y sellado de vertederos municipales para las comunas de Ancud, Castro, Chonchi, Dalcahue, Queilen, Quellón, Quemchi y Quinchao, pero sólo Ancud ha iniciado el cumplimiento para ajustarse a la ley. En el caso de las municipales de Puqueldón y Curaco de Vélez, hasta el momento no existe un plan similar aprobado; es más, en el caso de esta última, un documento que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé indicaba que el municipio informó a la Autoridad Sanitaria que su vertedero sólo tenía capacidad hasta al menos el año 2017, pero a abril de 2019 no se ha reportado cierre.
 
Si el actual alcalde de Ancud, Carlos Gómez Miranda, cometió o no un error por querer cumplir con la normativa ambiental vigente considerando que el resto no lo hace a cabalidad, ello es discutible. Es difícil por ahora cuantificar el costo político que le significó decidir poner en marcha el plan de cierre y sellado de Huicha mientras se contrataba los servicios del vertedero industrial de Dicham, que se suponía en regla. Lo cierto es que en la vereda de al frente, el alcalde de Chonchi Fernando Oyarzún (RN) salió, aparentemente, fortalecido a nivel político a pesar que su vertedero municipal sigue operando normalmente en condición de ilegalidad y que debió haber cerrado hace siete años. Es más, resulta bastante dudoso que el Intendente de la Región de Los Lagos haya criticado al Municipio de Ancud por el problema de su basura pero se abstenga de mencionar que el resto de comunas no cumple con la norma; no son pocos los actores que han acusado una “movida política” para presionar a Ancud a cerrar su vertedero mientras al resto no se le fiscaliza dentro del marco de la normativa vigente.
 
Las resoluciones de cierre y sellado respectivas y las fechas tentativas de cierre para las ocho comunas en comento se presentan a continuación:
 
Comuna Resolución Exenta Cierre
Ancud n.°144 del 21/02/2010 2012
Castro n.°453 del 2/10/2009 2012
Curaco de Vélez No hay No hay
Chonchi n.°315 del 9/06/2010 2012
Dalcahue n.°105 del 15/02/2010 2012
Puqueldón No hay No hay
Queilen n.°448 del 2/10/2009 2012
Quellón n.°50 del 26/01/2010 Enero de 2010
Quemchi n.°240 del 23/04/2010 2012
Quinchao n.°471 del 14/10/209 2012
 
El particular caso de Quellón
 
La comuna de Quellón tiene dos vertederos, ambos ubicados en el sector Yaldad, sin que ninguno de ellos se encuentre autorizados por la autoridad sanitaria. Uno está activo y el otro está clausurado mediante Resolución Exenta n.°970 del 1 de octubre de 2008 firmado por el Seremi de Salud de Los Lagos, por lo que el plan de cierre y sellado consignado anteriormente corresponde al antiguo y no al nuevo vertedero.
 
El recinto activo se instaló de forma irregular como consecuencia del cierre del primero, todo ante la necesidad del municipio para disponer sus residuos; así, ese órgano comunal habría arrendado un predio en Yaldad y abrió el vertedero sin autorización sanitaria ni ambiental alguna. Aunque la fecha “oficial” de inicio de operaciones puede ser objeto de discusión, fue en plena alcaldía de Iván Haro Uribe.
 
El 9 de marzo de 2011 se inició sumario sanitario C-053/2011 por una serie de graves deficiencias sanitarias constatadas y el 17 de noviembre de 2012 se levantó acta de inspección y se inició el sumario sanitario C-189/2012 por reincidir. Las deficiencias constatadas, que eran conocimiento de Haro Uribe (hoy concejal y funcionario del Gobierno), se vinculaban a que no existía Resolución Sanitaria ni permisos ambientales vigentes para el funcionamiento del vertedero, además, la cobertura de los residuos era inadecuada, existían vectores de interés sanitario como aves (que pueden traspasar enfermedades a humanos), no existía registro diario de los residuos que ingresaban al recinto, no había manejo de lixiviados, no había cerco perimetral y las máquinas que operan en el recinto eran insuficientes en relación al volumen de residuos que ingresan, entre otras materias.
 
En tal marco, la comunidad de Yaldad interpuso un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Puerto Montt en cuya sentencia del 3 de julio de 2014 se describen serias deficiencias ordenando al municipio, ahora al mando de Cristian Ojeda Chiguay, ejecutar el proyecto de mejoramiento del vertedero municipal. Ahí, se develó que existía un alto riesgo epidemológico/sanitario considerando la carga bacteriana que poseen los residuos (dengue, cólera, tifus, etc.) indicándose que no existían compromisos claros por parte del municipio para solucionar aquello. Sin embargo, se descartó la clausura de aquél vertedero ilegal porque constituiría un riesgo sanitario peor que el daño ambiental que está ocurriendo ahí.
 
Hay supuestamente un plan de mejoramiento, pero se desconoce su alcance real y si ha sido monitoreado por la autoridad sanitaria provincial.
 
El fallo de Quellón “ayuda” a justificar al resto
 
La decisión de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt el 2014 ha permitido, en consecuencia, que ningún vertedero municipal existente en Chiloé pueda ser cerrado, pero no porque el fallo sea extensivo a la totalidad de comunas, sino porque sentó jurisprudencia que no fue apelada a la Corte Suprema.
 
En efecto, en el considerando duodécimo de la sentencia que tuvo a la vista La Opinión de Chiloé, se indica “la adopción de una medida como la propuesta (el cierre) traería como consecuencia inmediata un riesgo sanitario de importantes proporciones, considerando además que la fiscalización de su funcionamiento compete a los organismos sanitarios y ambientales correspondientes…”.
 
Fuentes confiables comentaron a La Opinión de Chiloé que ese fallo, incluso permitiría reabrir el vertedero de Huicha en Ancud provisoriamente, o incluso, habilitar raudamente un terreno colindante a ese lugar gracias al Decreto de Alerta Sanitaria emitido recientemente. Hoy, nadie en la Provincia de Chiloé quiere recibir los desechos domiciliarios de Ancud, pero todos se han mostrado abiertos a que sea Ancud quien reciba los del resto vía un Relleno Sanitario.
Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top