Connect with us
Domingo 27 de Septiembre de 2020
Dolar: $787,13
Valor UF: $28.704,02
Euro: $916,18

Alertan riesgo de contraer parásitos por sushi y ceviche

Alertan riesgo de contraer parásitos por sushi y ceviche

Santiago.12 abril 2017.  Toxinas, bacterias y parásitos son los agentes que podrían estar presentes en estos platos, provocando molestos problemas estomacales. “Mientras más tiempo pasa un pescado sin consumir o en un lugar poco adecuado, aumentan las probabilidades de contraer enfermedades tóxicas que causan durante uno o dos días diarreas muy intensas, vómito y decaimiento, lo que se pasa de manera espontánea. Además está el contagio de bacterias, como la salmonella o cuatro tipos de escherichia coli, las que dan paso a cuadros más intenso y largos, con diarreas de siete días acompañadas por fiebre, lo que requiere de antibiótico”, explica Marcos Huilcaman, infectólogo de la Clínica del Mar.

Otro problema ligado a la ingesta de pescado crudo lo constituyen dos tipos de parásitos, los Anisakis y el Diphyllobothrium latum, este último llamado comúnmente “lombriz solitaria”. El Anisakis es un gusano redondo y pequeño, de dos centímetros, que es capaz de originar una gastritis aguda. Lo que se consume es la larva, que se introduce en la mucosa del estómago y produce una inflamación intensa que puede generar náuseas, dolor abdominal y vómitos. A veces se traslada al intestino y se elimina por heces y en otras ocasiones se desecha a través de la tos o del vómito. El gusano podría pasar semanas dentro del cuerpo y es posible detectarlo a través de endoscopía.

Por otra parte la Diphyllobothrium latum mide cerca de 10 metros de longitud, provoca flatulencias, dolores abdominales, pérdida de peso y colitis intermitentes. Por lo general se elimina por las deposiciones. “Este parásito se aloja en el hombre, no así el Anisakis que es pasajero”, precisa Cecilia Perret, infectóloga de la Red Salud UC CHRISTUS. Junto a esto aclara que el Anisakis por lo general está en peces de mar, como el salmón, la merluza y el jurel. La solitaria, en tanto, podría estar en peces de agua dulce como la corvina.

Con un poco de agua caliente no se mueren los “bichos

Para la infectóloga Cecilia Perret no es suficiente pasar los filetes de pescado crudo por un poco de agua caliente para que no existan posibilidades de infección. “Si el parásito está muy metido en la carne del pescado y el trozo es grueso, pasarlo por agua hirviendo no servirá de nada. Esta conducta podría dar una falsa seguridad de que se está comiendo algo más saludable”, afirma.

Lo que sí ayuda, según cuenta, es congelar el pescado a temperatura del freezer, o sea -20 grados. “Pero para eliminar la larva definitivamente se necesita que el pescado se congele por lo menos una semana”, indica.

Fuente: La Hora.

Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top