Connect with us
Sábado 19 de Septiembre de 2020
Dolar: $763,24
Valor UF: $28.696,37
Euro: $902,44

Acusación de soborno vincula al vicepresidente de la Cámara de Diputados con la minera Candelaria

Acusación de soborno vincula al vicepresidente de la Cámara de Diputados con la minera Candelaria

Santiago. 6 marzo 2019.  En una investigación secreta que lleva el Ministerio Público de Copiapó, el alcalde de Tierra Amarilla, Osvaldo Delgado, reveló que diputado Jaime Mulet (exDC y hoy Federación Regionalista Verde Social), le habría ofrecido una coima de 400 millones de pesos.
 
Ello con el fin de que los abogados de la comuna, Ramón Briones y Hernán Bosselin (exDC), pudieran cobrar más de 2.700 millones de pesos en honorarios.
 
Ello luego que en septiembre de 2015, lograran un acuerdo con la minera Candelaria, de capitales canadienses, que implicó el traspaso de más de 16.635 millones de pesos en favor de la municipalidad.
 
Lo anterior a cambio de que esta última renunciara a presentar acciones legales que pudieran entorpecer la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) en Atacama y en el Comité de Ministros, en Santiago.
 
Ambas resoluciones clave para la continuidad operacional de la cuprífera hasta 2030. Este tipo de negociaciones están expresamente prohibidas por la Contraloría, que actualmente realiza un sumario en la sede edilicia.
 
El lobby de la firma llegó incluso al entonces jefe de la cartera de Medio Ambiente, Pablo Badenier (DC), a quien le “agradecieron” su ayuda para la aprobación del trámite ante la Comisión de Evaluación Ambiental de la III Región.
 
El EIA fue confirmado a mediados de 2016 por el Comité de Ministros, cuyo presidente era precisamente Badenier. Lo anterior, sin contar el intento de obtener información del caso en el Consejo de Defensa del Estado (CDE). En las tratativas participó el consejero Rodrigo Quintana y el lobbista y dueño de Imaginacción, Enrique Correa, que tuvo un rol clave en la negociación. Y mañana, la segunda parte de este reportaje. La historia la revela la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.
 
El pasado 28 de junio, a las 15.40 horas, el alcalde de Tierra Amarilla (III Región), Osvaldo Delgado, -hoy suspendido y formalizado por corrupción- abrió una Caja de Pandora. En una investigación secreta que sustancia la Fiscalía de Atacama por fraude al fisco y prevaricación de abogado, el edil acusó que el actual vicepresidente de la Cámara de Diputados, Jaime Mulet (Federación Regionalista Verde Social y exDC), le ofreció una coima de 400 millones de pesos.
 
La información consta en la declaración prestada por el edil -y guardada bajo estricta reserva- ante el Ministerio Público atacameño, a la que accedió en exclusiva la Unidad de Investigación de Radio Bío Bío.
 
Según el jefe comunal, el parlamentario le propuso recibir dicha suma en octubre de 2016, a cambio de alzar una precautoria judicial para que los abogados de la comuna, Hernán Bosselin y Ramón Briones -ambos exDC-, pudieran cobrar sus honorarios que ascendían a varios miles de millones de pesos.
 
La remuneración reclamada por Mulet para Bosselin y Briones -que él mismo diputado recomendó para que asesoraran a la sede edilicia- se basó en que los profesionales habían logrado que la minera Candelaria pagara a la municipalidad una suma de 16 mil 365 millones 81 mil 327 pesos (22,5 millones de dólares), en septiembre de 2015. Ello a cambio de no iniciar acciones judiciales que pudieran complicar la aprobación del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) ante la Comisión de Evaluación Ambiental de Atacama y el Comité de Ministros, en Santiago, resoluciones clave para la continuidad operacional de la extractora de capitales canadienses Lundin Mining, desde 2017 a 2030.
 
Este tipo de acuerdos se encuentran expresamente prohibidos por la Contraloría, a través de varios dictámenes. Uno de ellos, fechado en septiembre de 2017, señala:
 
“ (…) no corresponde que por intermedio de una transacción se exima del cumplimiento de la obligación de reparar el daño ambiental causado a su autor, ya que no solo se vulnera el texto expreso del artículo 44 de la ley N° 20.600 (…) sino que, en definitiva, se deja sin eficacia la acción ambiental contemplada con tal propósito y no se da cumplimiento a la función propia de la entidad edilicia de proteger el medio ambiente”, señala el documento.
 
A raíz de este pronunciamiento, el organismo fiscalizador realiza un sumario en la sede comunal que se encuentra en pleno desarrollo.
 
Los datos sobre cómo se dividiría el monto, aparecen en dos documentos firmados por el abogado Pablo Mir, también presidente de la minera Candelaria en Chile y el edil, que datan del 3 de septiembre de 2015.
 
El primero es un convenio en el marco de la Ley de Donaciones y “responsabilidad empresarial”, donde Candelaria le transfiere al municipio 11.533 millones 960 mil pesos (16,5 millones de dólares), los que serían usados para mejoras en la comuna, previa creación de una entidad, a través de la cual se administrarían una serie de proyectos destinados a salud, educación, cultura, entre otros tópicos.
 
El segundo, en tanto, es una transacción que entregaba -a libre disposición a Tierra Amarilla- 4.831 millones 121 mil 327 pesos (7 millones de dólares). Ambos documentos, aparecen aprobados por el Concejo Municipal, fechados el 2 de septiembre de 2015.
 
Pablo Mir, quien rubricó los escritos es, al mismo tiempo, representante de la Compañía en el directorio del Consejo Minero, en la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) y socio del estudio Bofill-Mir-Álvarez-Jana (BMAJ).
 
El bufete está compuesto por Jorge Bofill, destacado penalista y defensor del ahora condenado excomandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre y miembro de distintas instancias para reformas legales. Le siguen Alejandro Álvarez, experto en derecho corporativo y especialista en arbitrajes. Y por último Andrés Jana, quien ha patrocinado al Estado chileno por litigios limítrofes, como también representante del Grupo Luksic.
 
Hasta hace algunos años, en el estudio trabajó el exministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter. Este último de desempeña actualmente como gerente legal de Quiñenco, que agrupa a las compañías de Andrónico Luksic, quien a su vez funge como presidente del directorio.
 
Fuente: BioBio chile.
Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top