Connect with us
Martes 1 de Diciembre de 2020
Dolar: $767,40
Valor UF: $29.036,92
Euro: $918,08

Salen sus abogados, entra el de Mañalich: La Moneda juega sus últimas cartas por Ministro Pérez ante oscuro escenario

Noticias

Salen sus abogados, entra el de Mañalich: La Moneda juega sus últimas cartas por Ministro Pérez ante oscuro escenario

Salen sus abogados, entra el de Mañalich: La Moneda juega sus últimas cartas por Ministro Pérez ante oscuro escenario

Santiago. 2 noviembre 2020. Si bien en Palacio siguen haciendo todas las gestiones con la oposición, dicen que es muy difícil lograr sortear la votación de este martes en la Cámara y que la apuesta se concentraría en el Senado. Por lo mismo, se fichó al abogado Gabriel Zaliasnik.

El Presidente Piñera, además, mandató a que los ministros del comité político acompañen al jefe de gabinete en la sala de la Cámara e hizo un llamado público a que se rechace el libelo, argumentando que Pérez es “inocente”.

Una fuerte preocupación se ha instalado al interior de La Moneda en la antesala de la votación -que se realizará este martes- de la acusación constitucional contra el ministro del Interior, Víctor Pérez, cuyo escenario, afirman Palacio, se ve cada más complejo. Según los cálculos en el oficialismo, de hecho, es altamente probable que pase al Senado, instancia en que su destino también es incierto.

Pese a eso, el ministro de la Segpres, Cristián Monckeberg; el subsecretario Juan José Ossa y su par de Interior, Juan Francisco Galli, entre otros personeros de gobierno, han aumentado los contactos y han realizado frenéticas tratativas con parlamentarios de oposición, principalmente con la DC, PR y algunos del PPD. Esto, con el objetivo de intentar convencer que no apoyen el libelo.

Sin embargo, todas las voces en La Moneda reconocen que la situación es difícil y que, por ende, tal como publicó La Tercera PM la semana pasada, ya están en el escenario de que el ministro Pérez, de aprobarse en la Cámara, quede suspendido de sus funciones mientras dura el proceso y que, en ese escenario, lo más probable es que lo subrogue el subsecretario Galli.

Esto, pese a que el Presidente Sebastián Piñera puede nombrar en su lugar a otro ministro. No obstante, eso sería una señal, reconocen en Palacio, de que dan por perdido el libelo y se generarían especulaciones sobre quién sería el sucesor de Pérez en el cargo.

Como sea, en el Ejecutivo saben que de aprobarse en su totalidad la acusación se abriría una crisis política al interior del gobierno, que terminará nuevamente con recriminaciones cruzadas, sobre todo por los episodios al interior de la coalición que han antecedido la votación de la ofensiva y que mantiene en tensión a Palacio.

Primero, los argumentos que esgrimió la defensa de Pérez, quienes apuntaron a que, en estado de catástrofe, el control de Carabineros no depende de Interior, sino que, del Ministerio de Defensa, que encabeza Mario Desbordes.

Esto generó malestar en RN, desde donde amenazaron con votar a favor del libelo. Y si bien eso se logró contener, volvió a surgir cierta molestia luego de la muerte de un carabinero en la Región de La Araucanía, lo que provocó que también algunos legisladores apuntaran al ministro del Interior, por ejemplo, el diputado Miguel Mellado.

“En la Araucanía no hay estado de derecho. Y este gobierno, este ministro y el anterior, Blumel, sabían las malas condiciones de trabajo de Carabineros para protegernos. Y nada hicieron.

Estoy cansado de predicar en el desierto y que miren para el lado. La única manera en que el gobierno nos vea en La Araucanía es con la presión del voto”, dijo Mellado a La Tercera PM. Y agregó: “Lo que al menos haré es salirme de la sala”.

A esto se sumó, durante el fin de semana, la queja de los parlamentarios de Evópoli de La Araucanía -Felipe Kast, Andrés Molina y Sebastián Álvarez-, quienes congelaron las relaciones con el gobierno tras el asesinato del carabinero Eugenio Nain en la zona.

El tema generó molestia en la UDI y RN, pero también escaló a La Moneda, desde donde transmitían que no podían entender cómo justo en medio de una acusación constitucional hacían esto, argumentando que -más allá de que no estuvieran en riesgo esos votos oficialistas, ya que lo aclararon rápidamente- se entregaban señales confusas a la centroizquierda, en donde tienen que ir a conseguir los votos.

El malestar, afirman algunos en Palacio, llegó hasta el propio Presidente Piñera y, además, generó fricciones y un conflicto al interior de Evópoli, donde el jefe de bancada, Luciano Cruz-Coke, y el diputado Francisco Undurraga, entre otros, les hicieron ver el error.

De hecho, el ministro de la Segegob, Jaime Bellolio, quien se ha comunicado con ese partido para abordar el tema, transparentó hoy ese malestar. En entrevista con radio Agricultura, señaló: “Me parece que es en un momento inoportuno, donde creo que no se midieron las consecuencias políticas de lo que significa”.

Bellolio por congelamiento de relaciones de parlamentarios de Evópoli en La Araucanía: “Me parece que es un momento inoportuno, no se midieron las consecuencias políticas de lo que significa”

En medio de este escenario, La Moneda ha hecho gestiones para intentar mostrar señales de unidad, al menos al interior de la coalición, y lograr que ahí estén alineados los votos. Bajo ese supuesto, requieren solo seis sufragios de la oposición para evitar que el libelo prospere.

Por eso, Monckeberg y Bellolio coordinaron con los jefes de bancada de Chile Vamos una misiva de apoyo a Pérez, la que fue difundida durante el fin de semana. Y, además, coordinaron que hoy los jefes de bancada asistan a la tradicional reunión con la Segpres de manera presencial, con miras a entregar señales de unidad y apoyo a Pérez.

De manera paralela, dirigentes de Evópoli se reunieron con el jefe de gabinete para entregar una señal de respaldo que permita evitar “confusiones”.

En este contexto, el Presidente fue consultado hoy durante una actividad por la posibilidad de nombrar a un nuevo ministro del Interior si es que se aprueba la acusación. Además, fue consultado sobre la polémica con Evópoli y la solicitud de que se nombre a un ministro encargado en La Araucanía.

Sobre lo primero, Piñera manifestó: “El ministro del Interior, Víctor Pérez, ha cumplido con sus deberes, ha respetado la Constitución y la ley, y no ha incurrido en ninguna causal de acusación constitucional.

Por eso, yo quiero pedirles a todos los diputados y senadores que no acusen a una persona inocente sin ningún fundamento jurídico, solo por razones políticas, que actúen en conciencia y que piensen que esta seguidilla de acusaciones no solo perjudica al gobierno, le causan un tremendo daño a la política”. Y agregó: “Confío en que no se acuse a una persona que es inocente”.

Piñera brinda espaldarazo a Pérez ad portas de que Cámara revise el libelo en su contra: “Confío en que no se acuse a una persona que es inocente”
El tema se conversó hoy en el comité político entre Piñera y sus ministros, instancia en la que se analizó el escenario y el Jefe de Estado mandató a que los secretarios de Estado acompañen a Pérez durante la votación en la sala de la Cámara.

Cambio en la defensa

Luego de la polémica con los argumentos esgrimidos por los abogados de Pérez -Alejandro Espinoza y Mario Rojas-, quienes hasta ayer en la noche defendían al ministro del Interior, se decidió hacer un cambio en la estrategia y modificar a la defensa.

Así, en lugar de Espinoza y Rojas asumió anoche el abogado Gabriel Zaliasnik, quien defendió con éxito al exministro de Salud Jaime Mañalich en la acusación constitucional en su contra.

En el Ejecutivo afirman que el propio Pérez estaba buscando apoyo y su nombre fue recomendado por Presidencia y la Segpres, carteras que ya habían trabajado con Zaliasnik para la defensa de Mañalich.

En La Moneda sostienen que la decisión de cambiar la defensa a un día y medio de la votación está pensada para lograr revertir el escenario en el Senado, ya que creen que mañana es poco probable lograr que se rechace.

En paralelo, en el Ejecutivo sostienen que aún no está zanjado si se apelará o no la cuestión previa, que es un tema que tienen que resolver durante esta jornada, pero agregan que es muy probable que, al igual como ocurrió con Mañalich, se vaya directo al fondo. Esto, en todo caso, dicen que dependerá de cuántos votos estén dudosos o firmes.

La “presión” sobre la DC

En la centroizquierda aseguran que la DC, cuya bancada ha sido gravitante en el desenlace de varias acusaciones constitucionales, se juega esta vez algo distinto.

Tras el amplio triunfo del Apruebo y la convención constitucional en el plebiscito del pasado 25 de octubre, pero sobre todo tras el fin del aislamiento de la colectividad que supuso la conformación de la Unidad Constituyente, bloque que se creó tras la fallida negociación del sector por un pacto unitario de primarias y que integran además el PS, el PPD, el PR, el PRO y Ciudadanos, los gestos de unidad que dé la bancada al resto de la oposición serán clave.

Algunos en la DC son conscientes de que en el contexto actual no pueden ser ellos quienes, como ocurrió en los libelos en contra de ministros como Marcela Cubillos o más recientemente Jaime Mañalich, sean el factor de división que “salve” ahora al jefe de gabinete.

Asimismo, advierten que sería inentendible que sean ellos los que hagan fracasar una acción que ellos mismos impulsaron tras el paro de camioneros y que se reactivó tras el caso del joven que cayó al Río Mapocho -según la fiscalía- tras ser “impulsado” por un uniformado en el puente Pío Nono.

Es en ese escenario, que tanto el diputado Gabriel Ascencio como la directiva de la colectividad liderada por Fuad Chahin han tenido conversaciones con distintos integrantes de la bancada para evitar desmarques significativos.

“Siempre he respetado la facultad de los diputados en materia de acusaciones constitucionales. Pero como presidente del partido me parece necesario expresar mi deseo de que la bancada actúe lo más unida posible”, afirmó la semana pasada el líder falangista.

Mientras que hoy sostuvo que “el problema que hemos tenido es cuando la bancada vota en tres posiciones distintas, una parte aprueba, otros rechazan, otros se abstienen. Entonces, lo único que les he pedido es que traten de actuar con mayor unidad”.

En el partido afirman que, si bien el hecho de que la DC vote alineada con la centroizquierda mañana puede ser leído como una señal política, la unidad del sector debe construirse sobre bases que van más allá de una votación de esta naturaleza.

“La unidad de la oposición no puede estar dada en torno a una acusación constitucional, sino que debe darse sobre la base de ideas comunes”, dice el jefe de bancada, Daniel Verdessi.

Para el diputado, la diferencia de este libelo con otros es que se construyó con todos los sectores y, a su juicio, tendría sustento jurídico.

Hasta ahora, el comité se inclinaría mayoritariamente por aprobar el libelo en contra del jefe de gabinete. Si bien habían transmitido dudas iniciales, los diputados Miguel Ángel Calisto y Manuel Antonio Matta -dicen en la bancada- votarían a favor del fondo mañana en la sala.

“En lo particular he rechazado prácticamente todas las acusaciones, pero lamentablemente en este caso de don Víctor Perez, existen antecedentes jurídicos que avalan uno de los puntos de la acusación, en lo referido al paro de camioneros, lo que de alguna forma hoy me inclina a apoyar esta acusación. Lamentablemente. Sin embargo, esperaré los alegatos en sala”, dijo Calisto el fin de semana.

Lo mismo ocurriría, con los independientes que conforman ahora ese comité. Carlos Abel Jarpa aseguró que “tal como van las cosas, lo más probable es que lo vote a favor”, mientras que Fernando Meza ya manifestó su postura aprobando recomendar la ratificación del libelo en la comisión que revisó su admisibilidad.

Pepe Auth, si bien no quiso adelantar su postura, según fuentes de la bancada, estaría por destituir al jefe de gabinete.

El único que se va a desmarcar hasta ahora es el diputado Jorge Sabag. “El ministro Pérez no puede interponerse entre un carabinero y un muchacho que cae del puente.

Es un suceso desafortunado que hoy está en manos de la justicia, que dará su veredicto, como corresponde en un estado de derecho. El carabinero ya fue dado de baja, ahora queda esperar”, sostuvo el legislador.

En la centroizquierda insisten en que hasta ahora tendrían al menos 80 votos contabilizados a favor del libelo, aunque advierten que el resultado podría ser más estrecho. Esto, porque desde el Ejecutivo han intensificado las gestiones para “dar vuelta” a algunos parlamentarios del sector.

“La defensa del ministro fue muy deficiente y es claro que la oposición debe apoyar esta acusación constitucional de la manera más unitaria posible.

Espero la DC no sea factor de división otra vez, ya que fueron los primeros en impulsarla y sería contradictorio si no la apoyan”, sostuvo el jefe de bancada del PPD, Raúl Soto. Mientras que su par del PS, Luis Rocafull señaló que “independiente de nuestras diferencias hoy día hay una mayoría significativa a favor de esta acusación constitucional” y subrayó que “la unión de la oposición requiere de muchas dimensiones”.

En el PR, por su parte, solo tendrían una baja, la del independiente Pedro Velázquez. Mientras que los también independientes Karim Bianchi y Pablo Lorenzini no quisieron adelantar su postura.

Comenta

Fuente:latercera.com

Continue Reading
Advertisement

 

 

Facebook

Lo + Visto

To Top