Se trata de una caída menos pronunciada que la de los dos meses anteriores cuando se aplicaron las medidas más duras de confinamiento y restricciones a causa de la pandemia, pero que sigue en la línea de los golpes sin precedentes que ha dado la pandemia del coronavirus.

En mayo de 2020 la economía en Chile cayó 15,3% y en abril se contrajo 14,1%.

El Imacec de junio es levemente esperanzador si se considera que expertos y el Gobierno proyectaban un escenario “aún peor”: el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, había advertido que se debía estar preparados para conocer indicadores cada vez menos alentadores.

Minería mitigó el golpe

De acuerdo con la información preliminar emitida por el Banco Central, el Imacec de junio de 2020 cayó 12,4% en comparación con igual mes del año anterior; y la serie desestacionalizada creció 1,7% respecto del mes precedente y disminuyó 13,3% en doce meses.

El mes registró un día hábil más que junio de 2019.

El Imacec minero creció 2,2%, mientras que el no minero cayó 14,0%.

“El resultado del mes se vio impactado por los efectos de la emergencia sanitaria. En este contexto, las actividades más afectadas fueron los servicios y la construcción, y, en menor medida, el comercio y la industria manufacturera”, explicó el instituto emisor.

En los servicios, destacaron las caídas de educación, transporte, restaurantes y hoteles; y servicios empresariales.

En términos desestacionalizados -agregó el Banco- y con respecto al mes anterior, el Imacec minero aumentó 1,1% y el no minero lo hizo en 1,7%.

“Considerando los desafíos que la crisis sanitaria ha impuesto sobre la recolección de datos básicos, el Banco Central de Chile ha hecho esfuerzos adicionales con sus proveedores de información para minimizar el impacto en la calidad de las estadísticas”, explicó el BC.

Sin embargo, sostuvo que es relevante señalar que las cifras entregadas en esta oportunidad “podrían estar sujetas a mayores revisiones que las registradas históricamente (…)”.

fuente:biobiochile.cl