Connect with us
Miércoles 21 de Agosto de 2019
  • UF: $27.973,25
  • Dólar: $711,94
  • Euro: $789,20
  • UTM: $49.033,00

Uno de cada cuatro pacientes salió de la lista de espera en 2018 sin recibir cirugía

Uno de cada cuatro pacientes salió de la lista de espera en 2018 sin recibir cirugía

Santiago. 8 febrero 2019.  La mayoría son derivados desde los consultorios, a distintos hospitales, para ser vistos por un médico especialista que evalúe sus casos. Luego, con diagnóstico y exámenes en mano, estos pacientes reciben una orden de cirugía e ingresan a la lista de espera, donde pueden permanecer varios años, hasta que se genere un cupo de pabellón y se dé curso a la intervención requerida.
 
Se trata de un registro móvil: diariamente ingresan casos y otros tantos son dados de alta. Y en este flujo, el año pasado 290.227 personas salieron de la lista de espera, de las cuales 215.822 fueron efectivamente operadas, mientras que las restantes 74.405 corresponden a egresos administrativos.
 
Así, de acuerdo a las cifras del Ministerio de Salud, uno de cada cuatro pacientes (26%) fue sacado del repositorio sin recibir la prestación. Se trata de un alza respecto de 2017, cuando se llegó al 23% y que en la cartera atribuyen a una depuración del registro.
 
 
Según Mario Paublo, médico asesor de la Subsecretaría de Redes Asistenciales, las causas de salida son principalmente tres. La primera, es el agravamiento del paciente o el surgimiento de patologías que complican su cuadro. “Son pacientes que no estaban en condiciones de ser operados en este período, considerando que tenían patologías agravadas e iban a requerir cuidados más críticos. Eso lleva a postergar la cirugía”, dijo Paublo, aclarando que estas personas siguen en el sistema “de modo de que podamos resolver sus patologías y, a medida que vayamos mejorando su situación, podemos operarlas y vuelven al registro”.
 
A ellos se suman los pacientes que, tras llamados telefónicos, visitas domiciliarias y cartas certificadas no lograron ser ubicados y, finalmente, personas que rechazan la cirugía, porque la resolvieron por su cuenta o prefieren aplazarla, entre otras razones.
 
Para algunos expertos, que el 25% de los egresos sean administrativos es preocupante, pues ello estaría ligado al plazo que los pacientes permanecen en el repositorio, considerando que el sistema registra casos pendientes desde 2017. “Es mucho y probablemente se da porque las esperas son muy largas. Los pacientes no pueden esperar tanto. El porcentaje debería ser cercano a cero”, dijo Héctor Sánchez, académico de la U. Andrés Bello.
 
Izquia Siches, presidenta del Colegio Médico, destaca que históricamente ha existido desorden en la lista, en los registros de los hospitales, y también desde los pacientes, que, en su premura por operarse, se inscribían en distintos recintos, engrosando las cifras. “Hay casos resueltos y no se hace el trámite de cerrarlos. Hay bastante desorden en la red y también casos pendientes, pero que la persona está fallecida”, señaló Siches.
 
Paublo aclara que esto está siendo depurado, pues ahora la lista de espera es un registro electrónico y está asociada al rut de las personas, lo que impide su duplicidad.
 
Meta para 2019
 
La cartera de Salud se impuso como meta que, a marzo próximo, no existan casos en espera con una antigüedad superior a dos años. Por ello hay un plan para atender a los pacientes postergados, que incluye ampliar la atención de los pabellones, optimizar su uso y realizar cirugías los fines de semana. Actualmente, según el Minsal, se ha logrado el 63% del objetivo, faltando unas 30 mil cirugías.
 
El año pasado, en tanto, la actividad quirúrgica subió un 13%, al realizarse 24 mil procedimientos más que en 2017, y se redujo el tiempo de espera que promedian los pacientes para ser operados. Así, de los 483 días registrados, como media, en marzo de 2018, se pasó a 385 días en diciembre.
 
“En 2018 redujimos en 98 días el promedio de espera de las personas. Y con miras al compromiso presidencial, que establece que al 31 de marzo de 2019 debemos terminar la lista al 2016, hemos implementado el Plan Intensivo de Reducción de Listas de Espera, busca que la producción de los centros hospitalarios, que históricamente baja en febrero, en esta oportunidad se mantenga”, dijo el subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo.
 
Para el exministro de Salud Jaime Mañalich, “lo importante es que no haya demora en el sentido de disminuir la lista de espera. Para eso, la única solución es aumentar la eficiencia de los hospitales y mejorarles su financiamiento”.
Continue Reading
Advertisement

Facebook

Lo + Visto

To Top