Tabsa aclara dichos de Sindicato de Trabajadores de Enap

14 septiembre 2018, 15:09 hrs
Punbta Arenas. 14 seprtiembre 2018.  “Tabsa no recibe subsidios, tiene un contrato con el Estado para realizar viajes a Zonas Aisladas de la Región”. De esta forma la Sub Gerenta de la empresa naviera, Margarita Marinkovic, salió al paso de las declaraciones que realizó el Sindicato de Trabajadores de Enap quienes cuestionaron un supuesto subsidio que estaría recibiendo Tabsa de parte del Estado.
 
La ejecutiva aclaró que los recursos que dispone el Estado para fortalecer la conectividad marítima se distribuyen a partir de una licitación pública, abierta y transparente en la que se puede presentar cualquier empresa. “El objetivo de esa licitación es contratar un servicio de ciertas características específicas que permitan dar una conectividad marítima a sectores aislados de la Región, donde los beneficiarios son los habitantes de esa zona y las empresas se presentan con sus respectivos precios o tarifas ”, explicó Marinkovic. 
 
“Esto es como que usted enviara a su casa en taxi a la señora que trabaja en el servicio doméstico. ¿A quién subsidia, al taxista o a la trabajadora? Obviamente que a la asesora del hogar. Esto es lo mismo que sucede con los recursos que se destinan a la conectividad marítima”, explicó. Cuando se contrata a una empresa mediante “Licitación Pública” para construir un camino no se subsidia a la empresa sino a los usuarios de este camino, agregó.
 
Dijo que los recursos que dispone el Estado para el transporte marítimo son fiscalizados permanentemente y que las licitaciones tienen bases públicas a las que pueden acceder todas las empresas interesadas en presentarse.
 
“Cabe recordar, por ejemplo, que en la licitación de la ruta Yungay – Natales se presentaron dos ofertas y que, en primera instancia, ganó otra empresa la que por temas formales finalmente quedó afuera y, al quedar en segundo lugar, se adjudicó a Tabsa. Eso es competir por los recursos con reglas del juego claras”, destacó la ejecutiva.

Compartir