Seremi de Salud organiza primera jornada de seguridad vial del niño pasajero

14 noviembre 2017, 08:11 hrs
Punta Arenas. 14 noviembre 2017.  Con el objetivo de potenciar la educación sobre prevención y uso correcto de dispositivos de seguridad infantil en el automóvil para quienes desarrollan asistencia de salud en gestantes, los Programas de Infancia y Salud Mental de la SEREMI de Salud de Magallanes organizaron la Primera Jornada de Sensibilización para Abordar la Seguridad Vial del Niño Pasajero.
 
Los traumatismos por accidente de tránsito siguen representando un importante problema de salud pública y el sufrimiento humano causado por las colisiones en las vías de tránsito es tremendo: por cada víctima de un choque hay familiares, amigos y comunidades que deben afrontar las consecuencias psicológicas, sociales, físicas y económicas de la muerte o la discapacidad de un ser querido y su permanente rehabilitación. 
 
Esta jornada contó con la participación como expositor del pediatra y Asesor de Seguridad Vial del Departamento de Ciclo Vital del Ministerio de Salud, Dr. Sergio Rendich Sillard, quien explicó que “los siniestros viales tienen mucha repercusión en salud.
 
Generan mortalidad, discapacidad y lesiones graves, y esto a nivel trasversal, no sólo en Chile, sino en todos los países. Y su gestión es multisectorial, y dentro de esto el Ministerio de Salud es relevante, porque es una de las principales causas de muerte de los jóvenes, y es una causa importante de mortalidad en niños, sobre todo después del año de vida. Por eso es relevante que el Ministerio de Salud lo desarrolle y que contribuya con las medidas de prevención que existen para disminuir los siniestros viales”.
 
El Dr. Rendich explicó que los accidentes viales con consecuencia de muerte, en especial cuando se tratan de niños, “son situaciones extremadamente dolorosas, porque independiente del enorme dolor que conlleva muerte de un ser querido, estos son fallecimientos totalmente inesperados dentro de un día cotidiano, son personas que salieron al trabajo, de paseo o niños que fueron a un cumpleaños y que no volvieron nunca más.
 
Y muchos de estos accidentes son prevenibles. Dentro de las medidas de prevención hay medidas de seguridad activas y pasivas. Aquí estamos promoviendo el uso de los sistemas de retención para los niños, tal como los padres están protegidos por el cinturón de seguridad, airbag, apoya cabezas, la deformación programada del automóvil en la parte frontal. Los niños también tienen que protegerse, pero lamentablemente ellos no lo pueden hacer solos, ellos no pueden colocarse una silla, ajustarse un arnés ni posicionarse bien, por eso la instalación de los sistemas de retención infantil depende de los adultos. Y eso debemos aprender como país, los padres deben ser muy activos y ofrecerles el mismo grado de seguridad que los adultos tienen”.
 
En marzo del año 2016 entraron en vigencia las nuevas exigencias en el traslado de niños en vehículos. La primera consiste en que los menores hasta los 12 años deben viajar en los asientos traseros. En marzo del 2017 entró en vigencia el aumento en la edad en que los niños tienen que ser trasladados con sistemas de retención infantil (sillas, butacas y alzadores), pasando de niños de cuatro años a menores de hasta 9 años, o estatura de 135 centímetros y 33 kilogramos de peso. 
 
El Dr. Rendich especialista en seguridad del niño pasajero, recuerda que esta normativa y ley es un impulso trasversal y muy valioso obligando por ley a usar sistemas de retención infantil en menores de 9 años, sin embargo, los sistemas de retención infantil se deben seguir usando por seguridad y protección, hasta que el cinturón de seguridad solo quede bien posicionado, lo que ocurre cuando el niño mide alrededor de 1.50 mt., generalmente a los 12 años de edad. 
La mayor cantidad de accidentes viales que han involucrado a niños y niñas corresponden a automóviles particulares, es decir, el transporte de las mismas familias. En ese sentido, el pediatra indica que el aporte de salud debe reflejarse a partir de la consulta médica en los controles de salud del niño sano o de morbilidad, utilizando unos minutos para consultar cómo trasladar a sus hijos, que sistema de retención usar, entre otros. 
Recordó que hace un par de meses en Punta Arenas una madre trasladaba a su hijo de 14 días de vida en sus brazos en el asiento del copiloto, a su primer control sano y lamentablemente posterior a esto, el vehículo donde iba chocó y el lactante resultó con una fractura de cráneo y tuvo la suerte de no ser aplastado por su madre. El trasporte en brazos en el asiento delantero es la forma más peligrosa de trasladar a un recién nacido. Es imprescindible que los recién nacidos se transporten en su silla para bebe (nido) mirando hacia atrás, situación que debemos promover todos, desde su primer viaje en auto y no solo por ley, sino también porque es la forma más segura de transportarlos y protegerlos.
 
Manifestó que los padres al comprar un sistema de retención infantil deben, informarse y darse al tiempo de leer las instrucciones e instalarlo con “tiempo protegido” y no apurados, ya que una silla mal instalada, sigue siendo un riesgo.
Antecedentes
De acuerdo al Sistema de Información Estadística de Carabineros de Chile, durante el año 2016, se registraron en el país 91.711 siniestros de tránsito, dejando como consecuencia 1.675 fallecidos y 63.563 lesionados (8.830 graves, 4.344 menos graves y 50.389 leves).  La región de Magallanes registró 1.269 (1.4% del total) siniestros de tránsito con 27 (1.6% del total) fallecidos y 1.017 (1.6% del total) lesionados (126 graves, 72 menos graves y 819 leves). 
Magallanes presentó una disminución del 5.5% en el número de siniestros de tránsito con respecto al año anterior, mientras que en el número de fallecidos y lesionados presentó un aumento de 14.5% y 12.6% respectivamente.
En la duodécima región, los siniestros se produjeron en su mayoría por imprudencia de conductor (33.4%) y por alcohol en conductor (17%), sin embargo, los fallecidos fueron a causa de la pérdida de control del vehículo (40.7%) y la imprudencia del peatón (25.9%).
En Chile, de acuerdo a la estadística nacional del año 2016, se registraron entre los 0 a 14 años un total de 31 NIÑOS FALLECIDOS COMO PASAJEROS y 4.262 lesionados en siniestros de tránsito. En la región de Magallanes, por su parte las cifras DE NIÑOS PASAJEROS son de 0 fallecidos y 70 lesionados, de los cuales 6 fueron de gravedad.
 

Compartir