Seremi de la Mujer llama a la corresponsabilidad de las tareas domésticas en estas Fiestas Patrias

14 septiembre 2018, 09:09 hrs
Punta Arenas. 14 septiembre 2018.  De acuerdo al estudio de Adimark publicado en junio del 2018, titulado “¿Cómo son los papás chilenos?”, se logra distinguir que a la hora de las actividades de crianza y cuidado en la familia, en nuestro país siguen primando los roles tradicionales en el reparto del trabajo dentro del hogar.
 
Por ejemplo, la mayoría de los encuestados cree que son los hombres quienes deben llevar a fiestas a los hijos, andar en bicicleta con ellos, enseñarles a manejar o a nadar; en tanto que a las mujeres les corresponden tareas como cuidarlos cuando están enfermos, preparar la comida, llevarlos al colegio, ir a reuniones de apoderados y comprarles ropa.
 
Es decir: a la hora compartir los cuidados del hogar, los hombres se relacionan con actividades más recreativas y esporádicas, mientras que las mujeres con el concepto del cuidado de su núcleo familiar.
 
“Pese a que la mayoría de los papás chilenos piensan que las tareas del hogar debiesen ser compartidas, la realidad nos muestra que en la práctica aún persisten diferencias”, explica la Seremi de la Mujer y la Equidad de Género, Patricia Mackenney Schmauk, quien ad portas de un fin de semana largo de celebraciones de Fiestas Patrias, señaló que “esta fecha es una oportunidad simbólica para visibilizar las diferencias históricas en los roles que se les ha asignado a hombres y mujeres en las labores domésticas y el cuidado de la familia”.
 
“La mayoría de las chilenas cargan hoy con gran parte de la responsabilidad que conlleva el cuidado de la familia, que recae exclusivamente sobre sus hombros. En las fiestas esta tarea se intensifica y nuestro propósito es que las cargas sean compartidas y que avancemos en una cultura de corresponsabilidad para aspirar a una sociedad integral, donde mujeres y hombres tengan no solo los mismos derechos y oportunidades, sino también las mismas responsabilidades”, subrayó la autoridad.
Impacto en cifras de empleo 
 
Y es que el impacto de este rol asignado según el género es a largo plazo, ya que en promedio en Magallanes la tasa de ocupación alcanzó un 72,6% para los hombres en contraste a un 56,8% para las mujeres el último trimestre móvil abril-junio de 2018 según el INE. De hecho, de acuerdo a recientes cifras entregadas por el Observatorio Laboral de Magallanes, el 70,7% de las personas entre 15 y 29 años que no estudian ni trabajan está compuesto por mujeres, quienes señalan como principal causa “Razones familiares permanentes”, vinculadas a tareas domésticas, reproductivas y de cuidados, que representa un 39% de los motivos. “Esto ha llevado a las mujeres mantenerse en la casa y a que su aporte al desarrollo, a la economía y a la construcción de comunidad se mantenga invisible”, declaró la Seremi Patricia Mackenney.
 
De acuerdo a evidencia internacional, los efectos respecto de una mayor inserción laboral femenina sobre el crecimiento económico es clara: la mayor participación de la mujer en el mercado laboral promueve el crecimiento económico, incrementándose el Producto Interno Bruto (PIB) y la recaudación fiscal. “Razón por la que una de las principales iniciativas de la Agenda Mujer del Presidente Sebastián Piñera es la Ley de Sala Cuna Universal, el cual va en directo beneficio a los hogares más vulnerables, porque es en ellos donde se acentúa la responsabilidad femenina desproporcionada del cuidado de los hijos e hijas”, destacó la representante del Ministerio de la Mujer en la región.
 
Finalmente, Mackenney reforzó el llamado a repartir equitativamente las tareas domésticas dentro del hogar, en donde hijos e hijas también pueden tomar un rol activo: “En el futuro, niñas y niños que hacen tareas del hogar, de acuerdo a su edad, serán adultas y adultos más autónomos, que tendrán mejor rendimiento académico y laboral y serán menos propensos a repetir la división sexual del trabajo. Con esto ayudamos a fomentar una sociedad más justa para mujeres y hombres”, puntualizó.
Cifras
 
Microestudio GfK Adimark 2018: ¿Cómo son los Papás Chilenos?
 
- 8 de cada 10 chilenos considera que el concepto de masculinidad ha cambiado en el último tiempo (Mientras menor es el segmento socioeconómico, mayor es esta percepción 9/10). 
 
- 61% de los hombres cree que no hay igualdad entre hombres y mujeres versus 82% de las mujeres. 
 
- 10% de los hombres cree que "los hombres no lloran", sólo 4% de las mujeres piensa lo mismo.
 
- El 25% de los papás cree que “preparar la comida a los niños es responsabilidad exclusiva de la madre” (sólo el 8% de las mamás cree lo mismo).
 
Primera Encuesta Nacional Sobre Uso del Tiempo (ENUT), INE 2015
 
- En promedio, las mujeres destinan 3 horas más que los hombres al conjunto de todas las actividades de trabajo no remunerado (Trabajo doméstico; Cuidados a integrantes del hogar; Trabajo no remunerado para otros hogares, la comunidad y voluntario).
 
Al desagregar por tipo de actividades de trabajo doméstico, se identifican actividades socialmente feminizadas, como la limpieza de ropa y calzado, y otras masculinizadas, como las tareas de reparaciones menores del hogar.
- Participación de los hombres en limpieza de ropa y calzado es de un 29,6% y la participación de las mujeres en dicha tarea es de un 70,4%
 
- La preparación de comidas es una tarea que usualmente es realizada por las mujeres así un 59% de ellas participa de esta labor, mientras que un 41% de los hombres lo hace. 
 
- En cuanto al cuidado de las mascotas se da la misma tasa anterior de participación las mujeres participan de esta actividad en un 59% y los hombres la realizan en un 41%. 
 
- El aseo de la vivienda es una tarea que los hombres realizan en un 43%, y las mujeres tiene una participación en ello de un 57%. 
 
- En la administración del hogar los roles se equiparán un poco más, así la mujer tiene una participación de un 54,2% y el hombre un 45,8%. 
 
- Similar tasa muestra el ítem de compras para el hogar, donde el hombre participa de este espacio en un 45,9% y las mujeres en un 54,1%
 
- Completamente contrario a todas las otras tareas expuestas las reparaciones menores en el hogar son realizadas en un 80,3% por hombres y en 19,7% por mujeres. 
 
En todos los tramos, las mujeres destinan más tiempo que los hombres al trabajo de cuidados.
 
- Trabajo de cuidados no remunerado a integrantes del hogar de 0 a 4 años, así las mujeres entre 12 y 24 años participan en un 28,8% de esta labor mientras que los hombres de su edad lo hacen en un 15,7%. Entre los 25 y 45 años la participación del hombre en los cuidados aumenta a un 24,9% mientras que la de la mujer llega a un 35,3%.
 
- El 38% de los hombres cree que "el principal rol de un hombre en una familia es el de proveer para su hogar", versus 18% de las mujeres que piensa lo mismo. Mientras mayor es el hombre, mayor es el grado de acuerdo. 
 
- El 18% de los hombres cree que "Hay tareas domésticas femeninas (como cocinar, lavar, planchar) y otras masculinas (como hacer arreglos, mover muebles) versus 7% de las mujeres que piensa lo mismo (para ambos géneros, a más edad, mayor acuerdo con esta afirmación).
 

Compartir